A finales de los años 80… En la época en que los Spectrum, los MSX y los Amstrad eran los equipos con los que todos los afortunados con contar con un ordenador personal pasábamos las horas, empresas como Dinamic, Topo Soft, Zigurat y otras… se dedicaban a crear juegos que tuvieran como protagonistas a los mejores deportistas de nuestro país. Algo que ha perdurado a lo largo del tiempo, sino fíjate en el Rafa Nadal Tennis para Nintendo DS o como EA Sports nos cuela cada año al deportista de turno en la portada de sus juegos de fútbol, basket, béisbol, etc.

Como todos los niños de la época tenía en los deportistas a mis ídolos, parece que las cosas no han cambiado mucho, y la mejor forma de emular a mis ídolos era jugar con sus juegos. Daba igual que el juego fuera de ciclismo, boxeo, motos, coches, baloncesto o basket, el asunto era jugar con los juegos de los personajes que admirabas y si encima eran buenos juegos, mejor que mejor.

Fernando Martín Basket Master

Fernando Martin Basket Master

Fernando Martin Basket Master

He de reconocer que el juego deportivo con el que más jugaba era sin duda al Fernando Martín Basket Master, menudo juegazo de los chicos de Dinamic. Corría el año 1987 y a pesar de ser un juego de lo más sencillo (salta, lanza y roba balón) fue con el que mi hermano mayor y yo más tiempo de nuestra infancia gastamos. El truco era intentar robar la pelota sin hacer faltas, pues meter canasta era muy sencillo por lo que los partidos siempre los ganaba el que mejor robaba el balón.

Curiosamente este juego también se puso a la venta en Inglaterra, pero allí se llamo simplemente Basket Master quitaron a Fernando Martín de la portada para poner a dos jugadores de la NBA. Pero para el caso es lo mismo, se trataba de un juego idéntico al original pero adaptado al mercado Inglés. Aun recuerdo como me picaba con las repeticiones a cámara lenta, que por si no lo sabias tenía hasta repeticiones.

Emilio Butragueño Fútbol

Emilio Butragueno Futbol

Emilio Butragueno Futbol

Este juego fue con el que los amigos nos pasábamos las tarde los domingos totalmente enganchados, lo teníamos todos e incluso organizábamos mundiales en los cada día se iba a jugar a casa de un amigo y a merendar gratis, por supuesto.

Corría el año 1988 y su sistema de juego desde el aire era de lo más adictivo, sólo veías una parte del campo pero en la parte derecha tenias una miniatura completa del campo para localizar a los jugadores. Un gran juego de Topo Soft y Ocean. Contaba con detalles de gran calidad, como árbitros, linieres e incluso existía el fuera de juego. Puede parecer una tontería pero eso daba mayor realismo y o mucho me equivoco, o en los anteriores juegos de 8 bits no hubo ningún juego que te pitaran el fuera de juego hasta la llegada de este. Los gráficos eran muy chulos y el manejo de los jugadores: excelente. También recuerdo como al dar una patada fuerte al balón este dibujaba su sombra en el suelo y con que buenos movimientos se recreaban a los de los jugadores reales de fútbol.

Emilio Butragueno 2

Emilio Butragueno 2

Posteriormente se puso a la venta la segunda versión de este juego, pero en este caso fue una “copia” de Michel Fútbol Master: Super Skills, por lo que si quieres saber como era, consulta el juego de Michel.

 

 

 

 

 

Michel Fútbol Master: Super Skills

Míchel Fútbol Master – Super Skills

Un año después de que Butragueño me hiciera callo en los dedos, más concretamente en 1989, los chicos de Dinamic me volvían a permitir volver a organizar ligas entre los amigos en las tardes de los domingos (y a merendar gratis, no conviene olvidar ese detalle).

Aunque era un juego mejor que el del Buitre, Michel no nos sedujo tanto en el modo para multijugador y acabamos jugando cada uno en solitario en su casa. Contaba con una serie de pruebas de entrenamiento, lo que el juego denominaba Super Skills, de lo más divertidas como conducir el balón entre conos, control de balón, penaltis, etc. Así como con el juego de fútbol propiamente dicho que también estaba muy bien, pero no le llegaba a la punta de los talones a la jugabilidad y buenas formas del Emilio Butragueño.

Tenia mejores gráficos, buenos movimientos, pero… no se muy bien como explicarlo. El Buitre nos gustó mas y como al fin y al cabo jugar con los amigos hacia mejor el juego, este no estaba mal pero no me hizo sentir complicidad con lo amigotes que tenia de canijo.

Emilio Sánchez Vicario Gran Slam

Emilio Sanchez Vicario Grand Slam

Emilio Sanchez Vicario Grand Slam

En su momento, fue el primer juego de tenis que tenía como imagen del mismo a un tenista de elite, por aquel entonces, 1989, Emilio Sánchez Vicario arrasaba en los torneos del ATP Tour y Zigurat aprovecho el tirón que tenia el tenista para crear este juego, que era muy difícil, pero muy difícil. A este juego casi no jugué, pero recuerdo que los gráficos y los movimientos de los jugadores eran muy buenos.

Competías en distintos torneos que pertenecen al Grand Slam de tenis, como son el de Wimbledon, Roland Garros, Open USA y Open de Australia. Manejabas a Vicario y te enfrentabas a tenistas de mucho nivel, en total 7, y eran: Andre Agassi, John McEnroe, Miroslav Mecir, Ivan Lendl, Mats Wilander, Stefan Edberg y Boris Becker.

Quizá que los jugadores fueran tan buenos en la realidad hacia que fueran muy buenos en el juego, todos eran muy buenos, me frustre y acabe por cambiando el juego por otro (pero no recuerdo el juego que conseguí). Con el tiempo, mis amigos me dijeron que era muy bueno y que si jugabas mucho podías ganarlos a todos. Pero sinceramente, no quería perder el tiempo en juego que me resultaba excesivamente difícil. La vida es corta y yo quería disfrutarla muy rápidamente.

Carlos Sainz Campeonato del Mundo

Carlos Sainz – Campeonato del Mundo de Rallies

Con este juego de Carlos Sainz comenzó mi andadura con los juegos de coches una relación que se prolonga hasta nuestros días, corría el año 1990 y en esta ocasión fue Zigurat quien aprovecho el nombre de Carlos Sainz que por aquel entonces se proclamaba campeón del mundo de Rallies (en esa época los coches no se le rompían a las puertas de la meta).

Era un juego muy difícil de jugar, pero que muy difícil… pero tras muchas horas de insistirle al final lograbas finalizar algunos tramos de los Rallies en una posición decente y tomar las curvas con cierta dignidad. Sus gráficos estaban muy bien conseguidos y gozaba de un realismo muy bueno (seguro que conducir en un Rally de verdad no tiene que ser nada difícil).

Poli Díaz Boxeo. Boxing Simulation

Poli Díaz Boxeo. Boxing Simulation

Poli Díaz Boxeo. Boxing Simulation

Aunque para los más jóvenes, Poli Díaz, es un pobre diablo que a caído en el mundo de las drogas. En los años 90 fue uno de los boxeadores más importantes del mundo: “El potro de Vallecas”. Por lo tanto, también contó con su propio juego de boxeo en esta época, hablo de 1990 y la empresa encargada de desarrollar el juego fue Opera Soft.

El boxeo no es un deporte que, por aquel entonces, permitiera hacer un juego brillante y por eso este juego fue un poco malo. Los gráficos y los movimientos eran pasables, aunque algunos estaban muy bien recreados, pero había muy poca variedad y el nivel de dificultad crecía muy rápidamente. Tenía una perspectiva en 3D muy agradable, pero poco más. En el se luchaba para conseguir los títulos de España, Europa y el Mundo.

No nos acabo de enganchar, a ninguno de los amigos, por lo que hicimos el típico trueque en la tienda de videojuegos (lo recuerdo perfectamente, fue cambiado por el Aspar G.P Master).

Aspar G.P Master

Aspar - GP Master

Aspar – GP Master

Madre mía, a este sí que le cogimos con ganas todos los amigotes y yo. Después de cambiarlo por el de Poli Díaz se convirtió en el juego que más piques producía en la pandilla, salió a la venta en el año 1998 y lo desarrollo Dinamic.

Nosotros lo conseguimos después, pero aún así nos mantuvo pegados a nuestros monitores de fósforo verde y color durante meses. Era un simulador de motos muy real, con unos circuitos muy bien recreados, pero los motoristas estaban realizados de manera muy pobre. Eso no impidió que jugáramos y jugáramos con él hasta la saciedad.

La moto respondía a tus ordenes a la perfección. Como lo tuvimos muy tarde no pudimos participar en la promoción que hizo Dinamic por la que los 20 primeros que acabasen el juego y enviaran la clave que se daba en la pantalla de créditos al terminarlo obtenían un regalo. ¿Alguno lo terminó entre los 20 primeros? ¿qué regalo era?

Ángel Nieto Pole 500 c.c.

Angel Nieto Pole 500cc

Angel Nieto Pole 500cc

Tras machacar el juego de Aspar, el anuncio del jugo de Ángel Nieto fue una gran alegría para todos lo moteros de 8 bits. Era el año 1990 y Opera Soft quería quitarle el galardón de mejor juego de motos que hasta entonces tenia el de Aspar y, para nosotros, así fue. Para mí el mejor juego de simulación de motos de esta época y sus 16 circuitos eran una auténtica pasada.

Se podía correr en cualquiera de los circuitos sin ningún tipo de limitación, aunque para ganar el titulo mundial de motociclismo había que correr en todos, por supuesto. Al “jugar a dobles” la pantalla se partía en dos y comenzaba el espectáculo. El modo para un sólo jugador era mejor que el dos jugadores, pero jugar con amigos era más divertido.

En cualquier caso, los gráficos eran muy buenos, el nivel de dificultad muy acertado y la conducción de la moto tenía mucho realismo.

Sito Pons 500 c.c. Grand Prix

Sito Pons 500cc Grand Prix

España siempre ha sido un país con muchos aficionados al deporte de motor, sobre todo a las motos. Por ellos los desarrolladores de juegos hicieron muchos simuladores tomando como referencia a ases del motor, Zigurat en el año 1991, hizo lo propio con Sito Pons y creó un buen juego de motos para 8 bits. Aunque el mejor fue, para mi, el de Ángel Nieto.

Si has notado que en algunos de los juegos anteriores me he quejado de dificultad, ahora he de decir que este sí que era difícil. Madre mía, te dabas un tortazo a la mínima… pero eso no evita que le considere un magnífico juego. Pero muy difícil, eso que quede bien claro.

Ofrece una gran cantidad de opciones como la historia deportiva del piloto, consejos de pilotaje un amplio catálogo de posibilidades de personalización. Eso si, ponerte sobre la moto y manejarla, era muy duro. Pero bueno no hay mal que por bien no venga, por eso los programadores hicieron un gran trabajo y te caías sobre unos gráficos espectaculares (hierba, árboles, carteles, etc.)

Perico Delgado: Maillot Amarillo

Perico Delgado Maillot Amarillo

Perico Delgado Maillot Amarillo

En este caso me he permitido la licencia de reservar lo mejor para el final, el juego que hacia que machacará las teclas de mi pobre Amstrad sin parar, el de Perico Delgado, una obra maestra llevada a cabo por la gente de Topo Soft en el año 1989.

Sólo de recordar lo bien que me lo pase con este juego se me saltan las lagrimas y se me hace un nudo en el estomago (para jugar en solitario es una auténtica obra de arte). El deporte más duro, el de la bicicleta, también tuvo algunos juegos de 8 bits (varios del Tour) pero ninguno como el de Perico. Era un autentico rompe teclas y constaba de cuatro fases: Llanos, Subida de puertos, Bajada del puerto y Meta final. Cada una de estas cuatro fases se jugaba de forma totalmente diferente, por lo que se puede decir que al comprarlo tenías cuatro juegos distintos en uno solo. Un simulador de ciclismo de lo más completo que enganchaba desde la primera carga y que se manejaba muy bien.

Sus gráficos, también muy buenos, contribuían enormemente a sentirte como el dueño del ese Malliot. Izquierda, derecha, izquierda, derecha, izquierda, derecha… aún recuerdo ruido de las teclas subiendo un puerto de montaña.

Cuando ahora veo que la gente se queja en foros, sobre los tiempos de carga de los juegos en una u otra videoconsola (critican mucho a la Neo Geo CD y eso no esta bien!!!), me parto de risa. Como se nota que muchos no han estado nunca 20 minutos o más, esperando a que se cargase su juego desde una cinta y que mientras no veías más que una colección de líneas que no era otra cosa que la pantalla de presentación del juego. Y por supuesto todo ello acompañado de ruido característico de la carga del juego.